Jueves, 27 de Noviembre de 2014
inicio
Buscar: 
 en este web   en internet   

Eventos Enlaces Contáctanos Sugerencias Favoritos
La piel/Dermoestética/Principios activos
  07/06/2004
  Preparar para imprimir Enviar por correo

Principios activos

a) ALFA HIDROXIÁCIDOS (AHA)

Son productos presentes en la naturaleza: ácidos málico, cítrico, tartárico, glicólico, láctico... Éstos últimos son los más conocidos:

- Ácido glicólico:
Disminuye la cohesión de los queratinocitos (ver en sección qué es la piel) favoreciendo su desprendimiento. En concentraciones más elevadas produce epidermolisis, adelgazando el estrato córneo y haciendo la superficie cutánea más lisa. A largo plazo, aumenta la formación de colágeno y elastina. Su eficacia, no obstante, depende del pH de formulación (el pH alto o básico produce menos irritación pero requiere más tiempo para ver sus efectos) y de la concentración de ácido libre:

ConcentraciónEfecto
0-2 %Hidratación
8-10 %Aumento de colágeno
10-15 %Mayor aumento de colágeno y de fibras elásticas gruesas
20 %Además, crea un patrón uniforme de melanocitos

Existen múltiples presentaciones: jabones, cremas, mascarillas, geles, agentes para peelings... con concentraciones que varían de 2-70 %.

Su efecto secundario más importante es la irritación cutánea, aunque mucho menor que la producida por la tretinoína, con la que es compatible. Puede usarse en el embarazo.

- Gluconolactona:
Derivado del ácido glicólico, de mayor tolerancia, que no produce irritación.

- Ácido láctico:
Queratolítico (disminuye el grosor de la capa córnea alisando así la superficie de la piel) y germicida.

b) BETA HIDROXIÁCIDOS:

Ácido salicílico: 
Queratolítico y bacteriostático. Existen presentaciones en crema, solución y formato para peelings.

c) RETINOIDES TÓPICOS

Son derivados de la vitamina A (retinol). Según la manipulación química de esta estructura se obtienen tres generaciones:

ESQUEMA DE LA VITAMINA A

-1ª generación: tretinoína (ácido retinoico) e isotretinoína (ácido-13 cis- retinoico).
-2ª generación: etretinato y acitretina (uso por vía oral en procesos dermatológicos como el psoriasis).
-3ª generación: tazaroteno y adapaleno (uso vía tópica en procesos dermatológicos como el psoriasis y el acné).

- Tretinoína (ácido retinóico):

*Modo de acción: Estimula el recambio de los queratinocitos, adelgazando el estrato córneo, y aumenta la síntesis de colágeno en la dermis (ver sección qué es la piel). Es útil sobre todo en la piel fotoenvejecida (daño progresivo de la piel por exposición crónica al sol). Sus efectos son visibles a partir de la 24 semana (casi seis meses) de iniciar la aplicación.

*Modo de empleo: Uso tópico en forma de crema a diferentes concentraciones (0,025, 0,05 y 0,1 %). En las primeras aplicaciones es normal notar rojez y picor junto a una leve descamación (Esto es debido a la “hipervitaminosis “ por vitamina A). Poco a poco la piel se irá “acostumbrando” y estas molestias desaparecerán. Por eso, se recomienda iniciar una aplicación progresiva en días alternos y permanecer atento para tratar cualquier signo de irritación, incluso con corticosteroides de poca potencia.

*Efectos secundarios: Aparición de rojez y escozor a modo de “quemadura” con la exposición solar. El fármaco no es fotosensibilizante, pero al disminuir el grosor del estrato córneo, aumenta la posibilidad de daño solar. Basta con usar durante el día un filtro solar con factor de protección mayor de 15.

No se ha demostrado su absorción a través de la piel, pero se recomienda no usarlo durante el embarazo por la capacidad de producir malformaciones fetales cuando se emplea por vía oral.

- Retinaldehído: 
Precursor natural del ácido retinoico.

-
Adapaleno:
Retinoide aromático de tercera generación, de menor capacidad irritante. Usado en el tratamiento tópico del acné.

d) OTROS “ANTIENVEJECIMIENTO”

- Vitamina C (ácido ascórbico):
Potente antioxidante, que también aumenta la formación de colágeno tipo I y III. Sólo una de sus formas químicas puede absorberse por la piel.

-
Vitamina E (tocoferol):
Antioxidante (protege las estructuras celulares al neutralizar los radicales libres). En ocasiones se usa su precursor natural (pre-tocoferol), que favorece la penetración en la epidermis.

- Coencima Q10:
Este elemento es necesario para la renovación natural de la epidermis. Con el paso del tiempo la coenzima va desapareciendo, favoreciendo el envejecimiento cutáneo y la aparición de arrugas.

-
Ácido tióctico:
Es un antioxidante por sí mismo, pero además ayuda a otros antioxidantes en su acción. También mejora el color de la piel por su acción sobre el metabolismo de la melanina (ver sección qué es la piel).

-
 Phytoflavone:
Compuesto por la asociación de tres productos: Isoflavone de soja (estimula la renovación celular), ácido cinámico (aumenta la síntesis de colágeno) y un derivado del floroglucinol (estimula la proliferación de queratinocitos). El producto, tal y como se dio a conocer en el transcurso del 9º congreso de la Academia Europea de Dermatología, es útil contra la pérdida de densidad cutánea ligada a la deprivación hormonal de la menopausia.

e) DESPIGMENTANTES

- Hidroquinona:
Bloquea la enzima tirosinasa, que controla la formación de melanina dentro del melanocito. Además produce la degradación de los melanosomas y la destrucción de melanocitos (ver qué es la piel). Se usa en forma de crema al 2-4 % y habitualmente se combina con tretinoína tópica y ácido glicólico para mejorar la penetración epidérmica. Como efectos secundarios destaca la irritación, en relación con la concentración utilizada, y la posibilidad de despigmentación permanente.

-
Ácido azelaico:
Actúa por su efecto citotóxico sobre los melanocitos. Se usa en crema al 15-20 %.

-
Ácido Kójico:
Actúa, al igual que la hidroquinona, inhibiendo la enzima tirosinasa. Se usa en crema al 2%. Permite la combinación con el ácido glicólico.

-
Ácido alfa-lipóico:
Bloquea la enzima tirosinasa. Se aplica en asociación con ácidos grasos esenciales (oleico, linoléico y linolénico) y alfahidroxiácidos.

-
Arbutina:
Bloquea la enzima tirosinasa. Químicamente, la arbutina es la hidroquinona D-glucopiranosido, pero carece de su efecto citotóxico.

f) FOTOPROTECTORES

Una de las principales causas de oxidación y formación de radicales libres (responsables del daño cutáneo y de su envejecimiento) es la radiación ultravioleta. Es evidente que el uso habitual de fotoprotectores es una de las prácticas cosméticas más importantes para evitar el envejecimiento cutáneo.

Se han desarrollado fotoprotectores químicos y físicos que actúan sobre la radiación ultravioleta B (UVB: 290-320 nm) y parcialmente sobre los rayos ultravioleta A (UVA: 320-400 nm). Los fotoprotectores tienen un índice de protección solar (FPS) que se obtiene a través de complicados (y a veces inexactos) cálculos a partir de la dosis eritematógena mínima (tiempo de exposición mínima necesaria, según el fototipo cutáneo, para obtener un eritema o rojez cutánea).

FOTOPROTECTOR
ESPECTRO DE ABSORCIÓN UVA Y UVB (nm)
PABA260-313
Avobenzona(parsol 1789)320-400
Cinoxato280-310
Dioxibenzona (benzofenona-8)260-355
Homosalato290-320
Metilantranilato280-340
Octocrilato290-360
Octilmetoxicinamato280-320
Octisalicilato280-320
Oxibenzona(benzofenona-3)320-360
Padimato O264-320
Ácido sulfónico (fenilbenzimidazol)290-320
Sulibenzona (benzofenona-4)260-360
Salicilato de trolamina260-355
Óxido de cinc300-400

Además se han sumado a los fotoprotectores sustancias con acción antioxidante tópica que actúan de manera simultánea con los fotoprotectores: té verde, extracto de polypodium leucotomos, isoflavona de soja (genisteína), quelantes del hierro (como 2-furildioxina), melanotonina (N-Acetil-5-Metoxitriptamina), vitaminas C y E...

g) AUTOBRONCEADORES

No tienen efectos fotoprotectores. La dihidroxiacetona al 3-5%, tras 3 o 4 aplicaciones, logra una oxidación que produce un color rojo-anaranjado sin necesidad de exposición solar.






Estadísticas
Visitas96178
Recomendada11
Impresa2021
Confidencialidad Condiciones de uso
Gestor de contenidos
desarrollado por
Powered by
SPC v4.2 ©
[ ]