Viernes, 31 de Octubre de 2014
inicio
Buscar: 
 en este web   en internet   

Eventos Enlaces Contáctanos Sugerencias Favoritos
La piel/Láser y piel/Fundamentos físicos del láser
  07/06/2004
  Preparar para imprimir Enviar por correo

Fundamentos físicos del láser

CONCEPTO

LÁSER es el acrónimo de “light amplification by stimulated emisión of radiation”, o lo que es lo mismo, amplificación de la luz mediante una emisión estimulada por una radiación. Por lo general, se trata de una luz cuya longitud de onda que se encuentra habitualmente entre los 400-700 nm, esto es, dentro del espectro de luz visible de la radiación electromagnética o muy cerca de él.

COMPONENTES

El láser consta de una serie de componentes:
Incluir fig.4 pag.367. clínicas dermatol

- Medio láser (que da nombre al sistema láser): sólido, líquido o gas. Es el elemento que rige la longitud de onda de la luz emitida.
- Cavidad óptica: Tubo que envuelve al medio láser
- Fuente externa de energía: Aumenta la proporción de átomos excitados hasta el nivel en el que la emisión estimulada es un fenómeno frecuente (a este fenómeno se denomina “bombeo”)

Los fotones de energía obtenidos por el estímulo de la fuente externa sobre el medio láser se reflejan en cristales existentes en los extremos. Uno de los espejos muestra reflexión parcial y permite la emisión de parte de la energía, que constituye la luz láser.


Propiedades del láser
El láser es una fuente de luz con unas características que lo diferencian de otras fuentes lumínicas (por ejemplo la luz de una bombilla o la luz del sol). Éstas son:

-Monocromatismo: La luz láser contiene sólo un color (o lo que es lo mismo, una banda muy estrecha de longitudes de onda). Las fuentes de luz convencionales emiten radiación en una banda ancha de longitud de onda que suelen corresponder a todo el espectro de luz visible.

-Coherencia espacial y temporal: La luz láser se transmite de modo paralelo en una única dirección (coherencia temporal), en un haz muy estrecho que se propaga con mínima divergencia (coherencia espacial), lo que le permite recorrer grandes distancias sin perder intensidad. Esto la diferencia de otras luces que se propagan en todas las direcciones en haces divergentes.

PARÁMETROS DE RADIOMETRÍA
Son parámetros que definen las características propias de cada láser o de un proceso láser concreto.
- Energía: Se emplea para referirse a la energía liberada en un solo pulso de un láser pulsado. Se mide en Julios.
- Fluencia o densidad de energía: Es la cantidad de energía proporcionada por un solo pulso en una superficie concreta. Se mide en Julios/ cm2
- Fuerza o potencia: Velocidad a la que se consume la energía. La medida hace referencia a la potencia de un láser de onda continua. Se expresa en watios/segundo.
- Irradiancia o densidad de potencia: Intensidad de un haz de láser de onda continua. Determina la acción específica de ese láser (corte, vaporización...). Se mide en watios/cm2.


ÓPTICA DEL LÁSER
El haz láser sobre la piel puede ser reflejado, transmitido, dispersado o absorbido.

Sólo se produce efecto en los tejidos si la luz es absorbida. Tal absorción se produce por la presencia en la piel de determinados elementos denominados cromóforos, que absorben de un modo selectivo longitudes de onda específicas. Los principales cromóforos en la piel son: la hemoglobina (presente en los glóbulos rojos y por tanto en los vasos sanguíneos), la melanina (presente en los melanocitos epidérmicos y en los folículos pilosos) y el agua.

Este fenómeno permite adecuar la luz láser para que emita en una longitud de onda determinada y pueda afectar a un cromóforo que nos interese terapéuticamente de un modo selectivo (hemoglobina para las lesiones vasculares, melanina para las lesiones pigmentadas o la depilación) sin ocasionar daño en otros tejidos. La luz del láser ejercerá efecto sobre este cromóforo a través de su efecto térmico (a este concepto se le denomina termolisis selectiva) y, en menor medida en la mayoría de los casos, de su efecto mecánico (mediante la formación de ondas de presión).

Lograr esto no es tan sencillo puesto que intervienen factores como la fluencia (que debe ser lo suficientemente alta como para lograr un efecto térmico adecuado) y el tiempo de relajación térmica del tejido (implica pérdida de calor por difusión a otros tejidos vecinos), que debe ser los suficientemente alto para evitar efectos sobre los tejidos circundantes.






Estadísticas
Visitas30099
Recomendada17
Impresa156
Confidencialidad Condiciones de uso
Gestor de contenidos
desarrollado por
Powered by
SPC v4.2 ©
[ ]